Por qué personalizar los regalos de tu empresa

Los regalos empresariales o regalos corporativos son grandes aliados a la hora de fidelizar un cliente en la industria business to business (B2B), da los mismo si es una pequeña compañía que funciona en el garage de una casa o si es una corporación de varios millones, pero por sí solo no lo hace.

Los regalos deben estar acompañados por un servicio al cliente completo, es decir, no por el solo hecho de entregar un regalo a un cliente a fin de año, voy a obtener su fidelidad, si mi servicio o la fuerza de ventas no es capaz de responder a sus requerimientos de manera correcta .

Muchos productos entran en la categoría de regalos corporativos: desde un lápiz, una botella de vino, hasta un taco para el escritorio, o un termo para el café.

Pero, ¿Qué es lo que hace diferente a un regalo de empresa?

Pues la personalización: el diseño, la materialidad, cómo pongas el logotipo en el producto, el packaging.

Es necesario que el regalo que vayas a entregar esté alineado con los valores de tu empresa y que refleje el espíritu de ella: moderno, vintage, alegre, formal, elegante, desenfadado, etc. Además, otro punto para destacar, es que el producto que decidas regalar debe ser útil para quién lo vaya a recibir, de otra manera tendrás tu regalo olvidado en un cajón y tu inversión no será eso, sino que un gasto.

Por ejemplo, puedes comprar pendrives por mayor y ponerle tu logo en ellos, pero ¿y si mejor creas un pendrive con forma de un producto que tu empresa comercializa? ¿qué tal ese mismo pendrive para informar sobre el lanzamiento de un nuevo producto? Puedes crear un corpóreo de la misma forma que entregue estos regalos a los invitados del lanzamiento de tu nuevo producto. Este producto es tan importante como el lugar que has escogido para hacer el evento, el diseño de las invitaciones y el lanzamiento en sí.

Y así comunicas de manera mucho más completa, creas una experiencia en base a un regalo corporativo que hará que tu marca, producto o servicio no pase desapercibido y sea recordado.

El Top 5 de agencias de diseño del mundo

1. Pentagram

Los diseñadores gráficos Colin Forbes, Mervyn Kurlansky y Alan Fletcher, establecieron esta agencia en Londres en los años 70. Junto con el arquitecto Theo Crosby y el diseñador industrial Kenneth Grange. Su idea, crear un grupo multidisciplinario cada uno siendo líder en su área.

Actualmente, Pentagram es la agencia independiente de diseño más grande del mundo. Tiene 21 socios y cada uno dirige su propio equipo en diferentes ciudades como: Londres, Berlín, San Francisco y Nueva York.

Pentagram trabaja muchas áreas del diseño, desde la arquitectura, branding y diseño de libros. Entre sus clientes se encuentran: el Whitney Museum of American Art, DC Entertainment, Saturday Night Live, 21st Century Fox, Sundance Film Festival.

La compañía afirma con orgullo su misión: “El diseño de gran calidad es imposible sin que existan pasión, inteligencia y compromiso personal. Nuestra carpeta de muestras, que recoge un trabajo de cinco décadas, demuestra esas cualidades”.

2. Landor Associates

El pionero del branding, Walter Landor, fundó su compañía de consultoría Landor Associates en San Francisco en 1941.

Actualmente Landor tiene 26 oficinas repartidas por todo el mundo –desde Melbourne hasta Milán, pasando por Ciudad de México y Dubai–.

En su sitio web oficial afirman: “Walter Landor inventó el desarrollo de marcas. Desde entonces hemos estado reinventándolo”.

La compañía, que ofrece un “completo abanico de servicios de consultoría integrada de marcas, de creación y de diseño”, su trabajo es darle nuevos aires a sus clientes, como Federal Express que en 1999 pasó a ser “FedEx” y creando su emblemático logotipo de la flecha invisible.

Los clientes, actuales o del pasado, del estudio incluyen Etihad Airways, BMW, Procter & Gamble, BP, Russian Cooper Company, Cathay Pacific Airways, Citroën, entre otros

3. AKQA

AKQA se describe como “una empresa de ideas e innovación. Existimos para crear el futuro con nuestros clientes”.

Tras su fundación en Londres en 1995 por Ahmed, Dan Norris-Jones, James Hilton y Matthew Treagus, la firma creció hasta convertirse en la empresa digital privada más grande del mundo. Actualmente con más de 1500 empleados repartidos por Europa, Asia y los Estados Unidos.

AKQA se especializa en medios sociales, desarrollo de aplicaciones y ciencia de datos. Los clientes de gran nivel para los que trabaja incluyen Nike, Ferrari, Heineken, Audi y Google.

En el 2012 el gigante de la publicidad WPP plc adquirió una participación mayoritaria en AKQA en una operación que costó cerca de $574 millones de dólares.

4. Sagmeister & Walsh

El negocio creativo de Sagmeister & Walsh, establecido en Nueva York, se describe como una firma que “crea identidades, anuncios, sitios web, aplicaciones, libros y objetos para clientes, públicos y para nosotros mismos”.

Su historia parte en 1993 cuando el diseñador austriaco Stefan Sagmeister, ganador de dos premios Grammy  y creador de emblemáticas tapas de álbumes para Lou Reed, The Rolling Stones y Aerosmith– fundó el estudio en 1993 con el nombre de Sagmeister Inc., el que cambió en 2012 a Sagmeister & Walsh cuando la premiada diseñadora Jessica Walsh, entró como socia.

5. McFaul + Day

En 2002 el diseñador John McFaul fundó McFaulstudio en Portsmouth, Inglaterra. Su especialidad es la creación de marcas, con una estrategia imaginativa e innovadora.

En el 2014 unieron fuerzas con el diseñador londinense Justin Day para formar el estudio de ámbito mundial McFaul + Day. Entre ambos han acumulado más de veinte años de experiencia internacional trabajando para algunas de las empresas y marcas más destacadas, abarcando todas las plataformas de creación.

Entre sus clientes podemos encontrar a Lucas Films, Microsoft, IBM, Toyota y British Telecom.

 

 

 

Preguntas importantes para hacerte antes de importar desde China

Patricia León, emprendedora y escritora del blog sobre importaciones desde china (www.aprendeaimportardesdechina.com) nos hace algunas preguntas para respondernos a nosotros mismos y tener en cuenta en el momento de estudiar si realizar o no un negocio de importaciones:

 ¿Estás dispuesto/a a trabajar muchísimo?

Que no te engañen, ahora como independiente o autómono tendrás que trabajar muy duro por tu negocio. Trabajar para otros tiene muchas desventajas, pero el ser el dueño de tu propio negocio también. Procura ser disciplinado y tener un horario de trabajo fijo tal como lo hacías cuando estabas trabajando en una oficina.

¿Cuál es la propuesta de valor de tu nuevo producto?

Lo que le digo a mis alumnos de mis cursos para importar desde China, es que procuren que lo que vayan a importar realmente tenga un valor agregado: una nueva función, un empaque diferente, que realmente solucione un problema o un “dolor” que el mercado objetivo tenga. Importar desde China un producto determinado y luego estar “peleando” con la competencia en base a bajar los precios no es justo y tampoco es sostenible en el tiempo.

 ¿Tienes conocimiento en importaciones?

Ideal sería que pudieras tomar algún curso para saber cómo importar desde China. Hay muchos cursos tanto presenciales como online. Si estás en Chile, chequea este curso presencial www.importar-china.cl. Los medios de pago internacional, las cláusulas comerciales, etc. Todo eso debes aprender para tener una importación exitosa.

¿Tienes el suficiente dinero para afrontar esta inversión?

Es un tema no menor este de tener el dinero suficiente para realizar tus importaciones. No solamente debes tener en cuenta el costo de importar, sino que también todo el proceso: los costos fijos, el tener una tienda física o una tienda online, el bodegaje de tu mercadería. Además debes tener en cuenta cuánto tiempo estimas que duren las existencias de tus productos ¿tendrás que volver a hacer otra importación? ¿cómo la vas a financiar?

 ¿Tienes el tiempo suficiente?

Con el tiempo suficiente no me refiero a trabajar 8 o 9 horas diarias, sino a que estés trabajando con la debida antelación. Por ejemplo: vas a importar regalos corporativos o piscinas inflables para comenzar a venderlas en noviembre (si eres del hemisferio sur) para ello debes comenzar a trabajar idealmente nueve meses antes, es decir, a más tardar en febrero. Debes considerar que en este tiempo debes encontrar al proveedor, buscar el modelo de producto que calza con lo que necesitas, pedir muestras, mandar a hacer el pedido, tiempo de fabricación. Tiempo de viaje de la carga y trámites de internación, además de organizar la bodega. Todo esto toma al menos 6 meses.